Estoy muy contento con la investidura de Chis_Torra

Mas allá de sentirme insultado por este ser superior, ya sea por utilizar la lengua en que está escrito este blog o por nuestras  raíces familiares, por fin gozamos de una buena noticia, tanto los catalanes excepcionales como los inferiores, me explico según la paradoja de las ranas, si dos ranas similares de introducen en dos recipientes con la misma agua pero a diferentes temperaturas, las que se introducen en agua hirviendo se salvarán, pues detectarán el peligro inmediatamente y con la potencia de sus ancas darán un gran salto y se alejarán para no volver, la rana que se introduce en agua tibia, se encontrará a gusto y no percibirá el aumento de temperatura hasta que este debilitada y morirá cocida, el agua es la misma y la temperatura final también, pero es vital la velocidad a la que se calienta el líquido y de esto se trata en Cataluña de la 'velocidad de la catalanización'.



En el caso que nos ocupa la investidura de Quim Torra, 'El Chistorra' como le gusta que le llamen sus amigos, el dirigente que iba doceavo en las listas, un racista empedernido que ni siquiera tiene el pudor de mostrarlo en público ya sea en artículos largos y meditados o espontáneos en las redes sociales, haciendo derroche del gran intelecto que la naturaleza le dotó, se ha convertido de la noche a la mañana en la solución ideal para acabar con el separatismo y por supuesto con todo el esfuerzo de ampliación de las bases en lo que tanto se había esmerado el sr. Rufián, Más o Tardá, verdaderos ideólogos del llamado 'Procès',  si un tipo de Jaen puede ser independentista catalán ¿Por qué yo no?

Muchos catalanes que hablan en castellano ya se han sentido fuertemente insultados, la marmita está hirviendo y mientras tengan fuerza saltarán de este engaño despavoridos y con el lógico enfado, ya no solo por el fraude, ahora por el insulto directo que penetra como una daga afilada separando la piel y rasgando dolorosamente todas las entrañas.

Tal como están las cosas, Puigdemont quizás alejado de la realidad y endiosado con sus lacayos que en sus serviciales idas y venidas, cantándole las loas que él quiere oír y la falsa notoriedad que le dan las ridículas entrevistas, de los que no tienen otro material para entretener al personal, después de 6 meses de meditación, tras los cuales sin poderle acusar de improvisación, optó por la peor opción o la mejor según se mire, un suicidio asistido del secesionismo en toda regla. A C. Puigdemont tendremos que agradecerle varias cosas, aparte de la recuperación de la identidad española en Cataluña, la pérdida del complejo a su manifestación, lo que llamaban la 'mayoría silenciosa', la normalización del uso de la bandera rojigualda y el entierro definitivo de algo que todos sabíamos desde el principio, que era imposible.

Cuando el enemigo se equivoca no hay que interrumpirle decía Napoleón Bonaparte, resulta curioso que en Moncloa no hayan puesto ningún reparo a este nombramiento, se permite votar a 2 fugados de la justicia tranquilamente, lógico, si se quiere desactivar el independentismo, lo ideal es que se desactive por si mismo, desde dentro, con un dirigente así que deje al desnudo las verdaderas intenciones, un altavoz internacional, nada de porrazos, simplemente dejando al descubierto las mentiras que nos han llevado hasta aquí y la incompetencia de los futuros gestores, como un castillo de naipes que por la ambición poner la última carta se derrumba estrepitosamente ¿Qué han hecho exactamente en estos dos años? ¿Hay algún vaticinio que se haya cumplido? 
El separatismo ha puesto en la calle un millón de personas durante 6 años, les han prometido lo que sabían que era imposible, les han asegurado que formarían parte de una sociedad de élite sea cual sea su procedencia, los han ilusionado con un mundo mejor, les han condecorado como héroes de guerra el uno de octubre, inventándose una masacre con 1.100 heridos  y ahora resulta que los ciudadanos de la región que hablan o han hablado español, o tienen familiares que son españoles ya no son catalanes, ni tan siquiera humanos, solo bestias inmundas que se debaten con sus ADN incompletos, procedentes de un estado de orcos.

Nada de restablecer la normalidad ni pactar con la líder del partido mas votado y buscar mínimos consensos, ofreciendo tranquilidad a turistas, empresarios e inversores.
Nada de generar confianza en las instituciones, en cuanto a la Internacionalización del conflicto, ya lo creo que la va a haber, los artículos racistas del Chistorra ya no provocan hilaridad, han levantado ampollas en los países democráticos, europeos y americanos que dan mucha importancia a la integración social, abre los ojos en los estamentos oficiales extranjeros y complica y mucho la libertad de los presos preventivos por la reincidencia del delito, ya no se vuelve a la casilla de salida autonómica, sino a mucho antes que a validar un mal llamado Referendum que los mismos observadores pagados por ellos mismos no dieron como válido y mas paradójico todavía que justifica la aplicación del artículo 155 y quizás su reedición. 

No hay ninguna voluntad de consenso, se pretende secuestrar a los catalanes en el 'Cuanto peor, mejor'. ¿Para quién? Desestabilizar un país y demostrar que no se puede gestionar, no creo que aumente esa base que según algún miembro pensante es la solución para perfilar una situación mas favorable. Pero sirva o no, miles de personas perderán su trabajo, pagarán mas impuestos que en todo el mundo y no tendrán un presidente que gestione, tendrán dos que se empecinaran en crear el kaos, uno desde aquí y otro desquiciado desde Alemania.

En el camino de la provocación constante, la desobediencia, las quejas por los presos, manifestaciones del 11 de septiembre, el procesamiento de los detenidos, los homenajes a Jordi Pujol, irreverencia e ilegalidad, cada día, inexorablemente a seguir fracturando la sociedad catalana y autoproclamar a un expresidente, que jamás fue elegido por las urnas, la necesaria catarsis total ha de llegar, como en el caso de las ranas con agua que aumente poco a poco su temperatura, no se produciría nunca, pues el adoctrinamiento en las escuelas y la manipulación de los medios públicos de comunicación va subiendo la temperatura lentamente, un racista en el poder lo que va a provocar es esa subida inmediata a la temperatura de ebullición que haga que muchos catalanes, castellano parlantes se vean humillados y den el paso necesario para salir de este proceso tan engañoso....

Entradas populares